Sostenibilidad

Nuestra filosofía y forma de hacer

Para nosotros es importante colaborar en crear una nueva cultura de consumo de prendas de vestir, una cultura en la que nos preocupemos de quién ha confeccionado la ropa que vestimos y en qué condiciones, qué materiales se han usado y cuánto respeto por el medio ambiente ha habido en todo el proceso, desde el cultivo de la planta para el tejido hasta el envio al cliente final. Y también una cultura en la que no compremos por impulso, sinó que compremos poco (muy, muy poco) y de calidad.

Hacemos nuestras prendas con materiales naturales en la medida de lo posible (aún ofrecemos algunos diseños con pasamanería u otros elementos que son de metal u otros materiales, pero todos los diseños nuevos ya no los llevan). Usamos materiales derivados del papel en nuestro packaging (¡sin plásticos!) y trabajamos bajo criterios de sostenibilidad y de respeto hacia el planeta y las personas. Y estamos poco a poco (pero sin pausa) introduciendo tejidos ecológicos en nuestras prendas (¡y estamos super emocionados de hacerlo!).

Todas nuestras prendas son diseñadas y confeccionadas a mano exclusivamente para ti en nuestro pequeño atelier en Arenys de Munt (Barcelona). Y el hecho de producir bajo pedido hace que no tengamos sobrantes de stock, con lo que ninguna prenda va a parar nunca al basurero. Compramos sólo los materiales que necesitamos y nunca desperdiciamos nada.

Tu parte en todo esto

Hacemos nuestras prendas para que duren. Y con esto nos referimos a que puedes esperar que la tuya te dure (si es que la cuidas adecuadamente, claro) muchos años. También dejamos grandes costuras dentro para que te la puedan adaptar a tus medidas del momento.

Creemos en prendas que duran mucho tiempo, para que todo es esfuerzo que hubo para hacerla (cultivar la planta, hilar la fibra, tejer la tela, crear el diseño, hacer el prototipo, dibujar tus patrones, cortar, coser, terminar, enviar y, por supuesto, ganer el dinero para pagarla) tanto del planeta, como de nosotros, como del resto de personas implicadas, valga la pena.

Por favor, continua la cadena vistiéndola por mucho tiempo. Si llega un momento en el que ya no la quieras llevar más, puedes donarla (y hacer muy feliz a alguien) o venderla. Sí, las prendas Aguyé de la línea años 50/mid-century están muy cotizadas y hay un mercado de segunda mano para ellas.

Y si llega un momento en que tu prenda Aguyé ya no sea ponible, te pedimos que le saques las ballenas, la cremallera y el corchete antes de tirarla. Estas son las partes que no son reciclables, pero el resto está hecho de fibras naturales y se descompondrá en un basurero en pocos años (en lugar de en centenares de años como pasa con las fibras sintéticas), o puedes llevarlo a una empresa de reciclaje de tejidos, que lo usarán para tejer nuevas telas. Incluso, si las ballenas son metálicas (entonces están hechas de acero), son también fácilmente reciclables, por favor llévalas a tu planta de reciclaje más cercana.

¡Muchas gracias!